¿Es posible proteger tu ortodoncia mientras haces deporte?

Comparte la noticia:

Esta es una duda que asalta a muchos deportistas a la hora de hacer su entrenamiento habitual. Ellos piensan que el hecho de llevar una ortodoncia puede suponer algún tipo de limitación que puede llegar a ser un obstáculo muy importante a considerar. Sin embargo, esta es una creencia completamente equivocada.

En este artículo vamos a tratar de profundizar un poco más en este tema.

Relación entre la ortodoncia y el deporte

Cómo ya te hemos comentado, esta es una pregunta que se repite con mucha frecuencia en la consulta de un dentista. La respuesta del profesional siempre es la misma: no existe ningún tipo de problema a la hora de hacer deporte llevando cualquier tipo de ortodoncia. No obstante, el profesional te suele proporcionar un protector bucal que será el elemento que te ayudará a proporcionar la protección elevada que puedes llegar a necesitar.

Estos se encargarán de evitar que la propia ortodoncia pueda llegar a rozar con ciertas partes de nuestra boca tales como la lengua, la mandíbula, las mejillas u otros lugares con una alta sensibilidad al material.

Por ejemplo, aquellos que llevan una ortodoncia invisible pueden utilizar un protector especial del que encontraremos más información en esta página http://www.ortodoncianovasmile.com/tipos-de-aparatos/invisalign.

En realidad existen diferentes protectores en base a las necesidades de cualquier tipo de persona así como del aparato que pueda llegar a tener.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de un protector bucal?

Básicamente se trata de un elemento que se adapta de una forma muy sencilla al aparato y que tiene la labor de evitar que se produzcan lesiones a la hora de practicar deporte. Si no los utilizáramos es posible que en ciertas áreas pudiéramos presentar hematomas y laceraciones de gravedad.

El objetivo de estos protectores es conseguir separar la cavidad oral de los dientes del tejido blando de la propia piel; de esta forma, por mucho que nos podamos mover en el entrenamiento, sabremos que este elemento de seguridad siempre nos ofrecerá la protección que necesitamos.

Algunos deportistas también tienen la duda sobre la facilidad para colocarse este tipo de elemento; al fin y al cabo, cuando se practica deporte se quiere perder siempre el mínimo tiempo posible. En este ámbito no tenemos nada de lo que preocuparnos ya que se trata de un elemento muy fácil tanto de poner como de quitar. Además, están fabricados con materiales de la más alta calidad por lo que serán tolerados por el organismo sin ningún tipo de problema.

Por supuesto, una vez que se haya utilizado tendrá que ser lavado de la forma adecuada. En este caso podemos utilizar un poco de jabón, agua fría y un cepillo para conseguir eliminar todas aquellas bacterias que se hayan podido quedar impregnadas. En el momento en el que ya lo hayamos dejado de utilizar, deberá de ser guardado en su funda protectora siempre prestando atención a que esté seco.

Ahora ya sabes que no hay ningún problema en practicar deporte teniendo ortodoncia, siempre y cuando se use un protector adecuado.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios