Las peleas de padres en los partidos de sus hijos acaban en los tribunales

Comparte la noticia:

Está claro que el fútbol y tu hijo son sagrados. Pero, aunque, combinados, te pongan los nervios a flor de piel, es mejor que evites llegar a las manos. De lo contrario, podrías acabar en los Tribunales. En estos casos, te interesa más contar con un buen abogado que ir a clases de kung-fu.

No es una broma. Recientemente, varias peleas de padres, tras los partidos de sus hijos, han acabado con aquellos declarando ante el juez. Te contamos cómo está el asunto ahora mismo y qué puedes hacer, si te has visto envuelto en una de estas peleas, como agredido o agresor.

Trifulca en La Ribera tras el partido de los niños

En abril de 2017, tras un partido de fútbol infantil, algunos padres de los jóvenes jugadores se enzarzaron en una pelea. Cuatro de ellos terminaron acusados de un delito leve de lesiones ante el Juzgado de Instrucción n.° 1 de Logroño.

El fiscal concluyó que todos los acusados habían participado, en algún grado, en el enfrentamiento, por lo que pidió multas de 150 euros e indemnizaciones a los lesionados. Asimismo, solicitó que pagaran entre todos los gastos médicos en que incurrió el Servicio Riojano de Salud.

Brutal agresión en Telde en medio del partido de su hijo

Peores fueron las consecuencias para el padre que participó en la pelea en Telde, a mitad del partido de su hijo. Uno de los golpes que propinó al otro estuvo a punto de hacerle perder la visión del ojo. Las penas por este grado de lesiones oscilan entre tres meses y tres años de prisión. Además, como medida preventiva, se dictó una orden de alejamiento.

Una minucia, teniendo en cuenta que, si el agredido llega a perder, definitivamente, la visión del ojo, la pena podrá ascender a 6 años de prisión.

Problemas para el profesor que intentó disolver la pelea en Toledo

También se piden tres años de prisión, además de una indemnización que supera los 4.000 euros, para el profesor que intervino en la pelea entre dos equipos de cadetes en Toledo. Según su versión, se introdujo para mediar. Pero hay quien le acusa de romper un diente a un chaval, al propinarle un puñetazo.

Cómo se resuelve la situación en sede judicial

Hay muchos más casos en los que los padres han saltado al campo para robar el protagonismo a sus hijos a puñetazos. Al margen de las cuestiones morales, si te has visto envuelto en una de estas peleas, necesitarás un abogado. Puedes echar un vistazo en ADADE Abogados, donde te informarán de la cuestión en profundidad. De momento, es importante que sepas cómo se entiende la cuestión.

Elementos comunes: tratamiento jurídico

Este tipo de agresiones presenta un tratamiento jurídico común.

En primer lugar, los delitos imputados suelen ser de lesiones, aunque a veces concurren amenazas.

En segundo lugar, se considera a los participantes en la pelea agresores y agredidos. Es decir, deben cumplir la misión simultánea de defenderse y acusar, en sede judicial. Es por ello que estos asuntos presentan una naturaleza muy específica y que hace recomendable contar con los servicios de un penalista experimentado.

Acerca de D E P O R G O O

Blog deportivo donde se informa de las últimas novedades tanto de los clubes como de los jugadores.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *