¿Cómo conseguir una nutrición deportiva que aumente tu rendimiento?

Comparte la noticia:

Cuándo eres un amante del deporte y del ejercicio físico no hay día que no pienses en cómo poder aumentar tu rendimiento y en conseguir llegar a unas metas cada vez más altas. Esto, aunque pueda parecer sencillo, es verdaderamente complicado.

Porque cuando eres exigente contigo mismo, entrenas cada día y llevas una rutina pensada especialmente en mantener tu estado físico, llega un momento en el que parece que te estancas y que dejas de evolucionar.

Por ello, para que puedas continuar avanzando en tu entrenamiento y mejorar tu rendimiento, a continuación te dejamos una serie de consejos de parte de la empresa de nutrición deportiva, que te permitirán estar un poco más en forma cada día. Coge papel y boli y toma nota, esto te interesa.

Consume la energía suficiente

Si quieres continuar mejorando cada día es imprescindible que consumas la energía necesaria en tu día a día. De no ser así, te será mucho más complicado conseguir rendir al máximo.

Para ello es fundamental que varíes los alimentos que tomes, y si te ves muy perdido, no dudes en acudir a nutricionista que pueda echarte una mano. Si no consumes la energía necesaria, verás cómo tu cuerpo pierde masa muscular, presente constantes fatigas y le es mucho más difícil conseguir adaptarse al entrenamiento.

Carbohidratos

Los carbohidratos desempeñan un papel fundamental en la dieta de cualquier deportista, sobre todo si se trata de un deportista profesional. Y es que se muestran como la mayor fuente de energía posible, y te ayudarán a sentirte mucho más en forma y con más fuerzas de entrenar cada día. Entre algunos de los carbohidratos más demandados para este tipo de dietas, hay que destacar los siguientes: arroz, avena, pan, tortillas, pasta, galletas…

Cuidado con las proteínas

Un error muy común es que mucha gente consume una gran cantidad de proteínas convencida de que es un alimento que ofrece múltiples beneficios a la dieta de un deportista. Son ideales para ayudar a la formación de los músculos, pero hay que tomarlas con moderación.

Para que te hagas un ejemplo, son mucho más importantes los carbohidratos que las proteínas.

Hidrátate

La hidratación en la vida de un deportista es indispensable. De hecho, si acostumbras a entrenar duro cada día, se recomienda que tomes entre 3 y 4 litros de agua. Aquí también se incluyen los zumos, los batidos, el café, las bebidas energéticas, etc.

No importa que no tengas sed, tendrás que beber aunque no tengas ganas. El objetivo es no deshidratarte en ningún momento, ya que únicamente ralentizará tu entrenamiento.

Consume refrigerios

Los refrigerios son una parte fundamental dentro de la dieta de un deportista. Te sirven para saciar el hambre y para aportar una mayor energía tanto antes como después del entrenamiento.

Existe una gran variedad de refrigerios que pueden resultar muy beneficiosos para tu día a día y combinarlos con el entrenamiento; bebidas energéticas, bebidas sin azúcar, yogures desnatados, avena, tostadas integrales…

Acerca de D E P O R G O O

Blog deportivo donde se informa de las últimas novedades tanto de los clubes como de los jugadores.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *