Combate la eyaculación precoz con el deporte

La eyaculación precoz se muestra como uno de los problemas sexuales más comunes en los hombres a la vez de uno de los más temidos. El 90% de los hombres han sufrido precocidad en la eyaculación el algún momento de toda su vida, aunque únicamente haya sido en una ocasión puntual.

Aunque no es nada grave para la salud, sí que se muestra como un fuerte agitador psicológico, ya que puede traer problemas de inseguridad, nervios, vergüenza y por supuesto, problemas en las relaciones sexuales, que evidentemente no serán tan satisfactorias como deberían.

Pero por suerte combatir la eyaculación precoz es posible, y cada vez son más las diferentes técnicas y posibilidades que van apareciendo para conseguir dejarla a un lado. Las causas por las que aparece suelen ser orgánicas o psicológica.

Las orgánicas se caracterizan por una afección en la uretra posterior y en la próstata que provoca diferentes alteraciones neurológicas, mientras que las psicológicas son las más frecuentes y llegan por una dificultad en la percepción.

Hay que destacar que el deporte y un estilo de vida saludable te pueden ser de gran ayuda a la hora de combatir la eyaculación precoz. Preparas tu cuerpo para sobreponerte a los problemas y consigues ganar confianza en ti mismo.

¿Cómo ayuda el deporte?

Son muchos los diferentes factores que hacen que se pueda mejorar los síntomas y las consecuencias, y sin duda muchos están estrechamente relacionados con el deporte. Unos de los principales culpables de sufrir esta precocidad son el estrés y la ansiedad, que tan presentes suelen estar en el día a día.

Y una de las mejores formas de liberarse de ese estrés y de dejar a un lado la ansiedad es a través del ejercicio físico. Es posiblemente el mejor remedio para acabar con los trastornos nerviosos y con la depresión, que aumenta las posibilidades de sufrir eyaculación precoz.

Cualquier deporte te ofrecerá beneficios, ya que la clave está en sudar y en ejercitar tu cuerpo, aunque los expertos recomiendan por encima del resto correr o caminar.

No tienes excusa para no tratar de ponerle solución, ya que caminar es algo que podemos hacer todos sin demasiado esfuerzo. Te bastará con caminar unos 30 minutos al día y tener unas deportivas. Eso sí, camina a una velocidad moderada pero nada de pasear.

La clave sería caminar por un parque o por alguna zona próxima a la naturaleza, ya que al caminar los pulmones se expanden considerablemente y no es nada conveniente que puedan llenarse de la contaminación que hay en el centro de las ciudades.

Correr también es muy recomendable, más aún que caminar, el problema es que se necesitan unas condiciones de las que no todo el mundo dispone. El esfuerzo es mucho mayor, por lo que no es de extrañar que los resultados también sean mucho mayores. Prueba a correr por un trayecto que combine las rectas y las superficies planas con las cuestas y las zonas empinadas.

Acerca de D E P O R G O O

Blog deportivo donde se informa de las últimas novedades tanto de los clubes como de los jugadores.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *